25 febrero, 2009

Escapada repentina


Como los disfraces me gustan lo justo, las multitudes no me llaman y el cuerpo me lo pedía, he aprovechado estos días para escaparme a Segovia. ¡Qué bonita ciudad y qué buen tiempo ha hecho!

Para ver más fotos, pincha aquí.



1 comentario:

maria dijo...

Estupenda elección, ¿Comiste en Cándido? Chao