15 octubre, 2007

A estas alturas yo paso del libro...

Este curso imparto la materia de Empresa Joven Europea, una materia nueva en Extremadura, además de lo que a buen seguro está por caer. En esta materia no tengo libro, ni cuaderno, sólo cuento con un documento de unas sesenta páginas que alguien muy generosamente me ha prestado para desarrollar, por el momento, esta materia. El libro llegará pero no se sabe cuándo y mientras tanto yo sigo a última hora de la mañana compartiendo el rato con un grupo de alumnos tan heterogéneo como interesante, que a esa hora ya está harto de haberse pasado toda la mañana tomando apuntes y pensando más en la comida que en la clase que les queda.
Mi paciencia merma a diario, más que por su comportamiento por la espera, y hoy he decidido que no voy a esperar más que a que lleguen los ordenadores a mi centro para darle rienda suelta a la imaginación, darle a todo esto un aire diferente, hacer de esta asignatura lo que quiero que sea y olvidarme de un libro de texto que está pero no termina de llegar y de un documento que a mis alumnos les aburre sobremanera. Supongo que hay que pensar en ellos y que no habrá problema alguno por adaptar desde Extremadura, que no desde otro lugar, el texto al contexto y a las características del alumnado. Por el momento ya he empezado a maquinar y a hacer partícipes a mis alumnos de lo que está por llegar, ya veremos cómo resulta todo esto.

2 comentarios:

Joselu dijo...

A veces las mejores ideas surgen de la improvisación o, mejor dicho, de la intuición. Lo que no quiere decir que a veces también vengan grandes desastres. En esa tesitura estamos. Entre la gloria y la miseria.

Ana dijo...

Me gustará seguir vuestro blog, seguro que con tu imaginación y vuestro trabajo crearéis un blog estupendo.