18 julio, 2006

¿La verdad nos hace libres?

Un tal Pablo de Tarso dijo una vez eso de “la verdad os hará libres”. Tengo hoy noticia, de una de esas verdades que refleja, al menos,parte de la realidad compartida por algunos, y que lejos de liberar a nadie, nos hace esclavos de los antojos o pésimas decisiones que otros toman.
A lo largo del curso escolar, se celebran una serie de reuniones sobre la tan nombrada calidad de la educación, reuniones a las que algunos asisten sabiendo de antemano, que no son más que nuevos cuentos chinos y que volverán a verse sólos ante los problemas que acontezcan en su centro. ¿Será que cada uno interpreta el concepto calidad como le viene en gana o quizá, que tanta reunión es un modo más de lavar la imagen y quedar bien ante la opinión pública?. Sres. inspectores, no vuelvan locos a los equipos directivos, que estos días se tiran de los pelos, agrupando al alumnado lo mejor que pueden, para que todo esté a punto el próximo curso escolar. Sí, esos grupos que cuando parece estar todo cuadrado y que el dolor de cabeza va a pasar, hacen que aparezca el mal humor, que el personal se plantee si volver a las citadas reuniones y si merece la pena tanta voluntariedad. Déjense en paz, ya de una vez, de reducir el número de grupos, en lugar del número de alumnos por grupo, para enlatar a tanto adolescente en espacios tan reducidos. Eso es garantía de calidad en educación y no tanto ordenador, ni tanta nueva Instrucción a medias. Pues sí, háganme caso si puede ser, cosa que creo que no será, no hacen falta planes extra, aunque en el momento actual los recibamos con los brazos abiertos, si la ratio se reduce; no hacen falta tantos ordenadores, aunque ya que están que no se los lleven, si se tiene formación y buena disposición para utilizar las TIC y tampoco, hacen falta tantas reuniones colectivas sobre la calidad, si ustedes contribuyen a visitarnos, más a menudo, con intención de escucharnos activamente y de hacer su pequeña o gran aportación. Ya para terminar una última cosa, muchos días os esperamos y no aparecéis, nos dejáis plantados y algunos no reciben ni las merecidas disculpas; por favor, si puede ser, sólo si puede ser, a estas alturas no vengáis a darnos quebraderos de cabeza. Necesitamos recursos personales que los alivien y nos permitan cumplir con nuestro trabajo, como nos gustaría, sólo eso.
¡Disfruten de las vacaciones!.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.