19 julio, 2006

Llegamos al final

No hay mejor momento que éste, para confirmar lo expresado en otras ocasiones. Con esto de las oposiciones nunca se sabe. Cuando una no espera, porque dicen que la espera desespera, obtiene una buena nota y cuando una piensa que lo ha hecho muy bien, cosa que pocas veces ocurre, se encuentra con que su nota es menor que la que obtuvo cuando se presentó sin saber muy bien, que era una programación ni un departamento de orientación. ¿Será que a las dificultades de comprensión, que siempre he tenido, se han sumando las de expresión en estos dos últimos años?, igual rodeada de tantas dificultades como algunos niños presentan las mías lejos de desaparecer van en incremento. Apruebo por segunda vez las oposiciones y ahora, toca celebrarlo. Si sé más o menos que antes, que lo valoren los que me conocen, el resto de valoraciones me importa lo justo y sólo, porque de eso depende, por ahora, que siga comiendo del trabajo que por el momento más me ha hecho disfrutar. A los que se quedaron en el intento sabiendo tanto como saben, les animo a encontrarnos dentro de dos años, merece la pena seguir intentándolo. A los que les ha ido como merecen y éste ha sido su año, les deseo todo lo mejor, espero que vuestra ayuda llegue a muchos. A todos los que han hecho suyas estas oposiciones y me han ayudado a superarlas, mil gracias, no hubiera sido posible sin la confianza depositada, los buenos bocadillos de esa estupenda cafetería, las palabras de ánimo en el momento justo, en definitiva, toda la ayuda prestada. Va por las comunidades educativas del "Maestro Juan Calero" de Monesterio y del "Santiago Apóstol" de Almendralejo, personas que me han permitido aprender de este trabajo lo poco que sé. No podía ser de otra manera, también va por los de siempre, todos los que en la distancia siguen ahí.

4 comentarios:

Carlos Cabanillas dijo...

Ya te dije: el trabajo bien hecho siempre sale a relucir en algún momento.
Enhorabuena. Seguro que tú has hecho más por Monesterio y Almendralejo que lo que nosotros hayamos podido hacer por ti.

Begoña dijo...

Gracias por todo. Ahora toca festejar el haber llegado hasta el final, en este proceso de locos y poder seguir viviendo de esto durante dos años más. Lo mejor, es que vamos a poder preparar el jamón para, comérnoslo, dentro de unas horas.

maría dijo...

Bueno aún no sabes cómo quedará todo esto, de cualquier forma has trabajado mucho, le has dedicado tiempo y has puesto gran empeño en conseguirlo, por lo tanto el éxito está cerca. No te desanimes y ánimo.Esperamos esa caldereta. Ahora relajaté un poquito. Chao.

Begoña dijo...

La cercanía o no del éxito es lo de menos, me conformo con seguir trabajando más y más en este ámbito, aunque el caramelo de la plaza se desea, para que negarlo. Me llevo un montón de vivencias intensas y eso no lo sabe, ni tengo intención de contárselo al tribunal de oposición, gracias por tu aportación. Como tú misma dices, hora toca relajarse y disfrutar haciendo otras muchas cosas, pero recuerda, siempre haciendo y no sólo diciendo...Hatas otra.